lunes, noviembre 10, 2008

Habemus tema: LA MALA SUERTE

Los talleres de cine de Aventuras Visuales comenzaron hace dos semanas y ya este viernes 7 de noviembre se reunieron los alumnos con los profesores de los cursos para decidir sobre qué tema trabajar durante este año.
El desafío era claro: Nos propusimos encontrar un asunto, un item, un "algo" común en torno al cual hilar las reflexiones audiovisuales de esta nueva temporada a la que nos enfrentamos.


De la reunión salió elegida de “la mala suerte”, una propuesta de Celia Hernández que resultó victoriosa en segunda votación, tras empatar en la primera con las multiformes propuestas de Josep Queralt en torno a “la lengua” y "la crisis" de Víctor Miralles.



En este concilio de La Barricuda se realizó un sorteo en el que se decidió, por el comprobado Método Milton de introducir una mano inocente (en este caso, la de Edu) en un sombrero con papeletas, el orden de exposición de los alumnos y pushers que deseaban proponer sus ideas.




Después en un brainstorming de épicas proporciones, se fueron dando ideas para cada propuesta. Y así, lanzando, tirando y recogiendo la hebra... se desarrolló la animada reunión aventurera. Por último y después de una breve pausa se sometió a votación el ansiado tema. Para finalmente salir elegido como ganador “la mala suerte”.

La asamblea fue grabada por los alumnos del taller de cámara e iluminación. De manera que todas las locas ideas con que empapelamos las paredes del aula grande han quedado registradas y bien registradas, como no podía ser de otra manera, en soporte audiovisual.

Así pues, ¡mala suerte* para todos!
* Dicho en el sentido más (o)positivo de la citada expresión

4 comentarios:

Los dijo...

Porque no estuve yo que si no, sale EL AMOR, ¡qué mala suerte!
¡qué mala suerte!
¡qué mala suerte!

Por algo será.

alberto.

diox dijo...

Almu has mejorado el magnifico artículo redactado por mi dandole el toque magistral.

Como me quero a mi mismo.

almudena dijo...

yo tamién te quiero mucho (a ti mismo).

un besito !!

Víctor dijo...

Que tengamos tema es una suerte, aunque sea la mala suerte. Mala sería nuestra suerte si no supíeramos sacar partido a tan vestusto asunto. De pronto el mundo está lleno de azar, sino, fado, fario, serendipia, sincronicidades, hados, destino, casualidades, sorpresas, encontronazos... que sean malos o buenos quizá dependa de nosotros...